Después del Covid-19, el Concurso de acreedores express podría ser la solución más rápida para pymes

La situación inesperada del Covid-19 ha supuesto un bache insalvable , no solo en la vida de muchas personas sino en el devenir del tráfico mercantil. Sus consecuencias ya están rebrotando actualmente en la economía y las previsiones a medio plazo no son nada esperanzadoras.

Ante de la inyección de capital y subvenciones que la UE y el Estado tienen previstos para aguantar el tirón de la caída del PIB y de la destrucción de empresas, cabe decir que tenemos que ser realistas. Muchas empresas no aguantarán o no les llegará ningún tipo de ayuda pública, como está sucediendo hoy por hoy.

Dentro de este panorama, pueden existir medidas, desagradables pero drásticas y efectivas que implican el cierre de una empresa, que ya no puede más!. Y por ello, existen los nuevos escenarios de refinanciación, segunda oportunidad y el concurso express.

El Real Decreto Ley 16/2020, aprobado por el Gobierno a finales del mes de abril, introdujo una serie de cambios en el desarrollo de la actividad judicial por el COVID-19. Algunos de ellos han sido en el proceso concursal y afectan a los autónomos.

El concurso express, un concurso de acreedores que se declara y concluye en el mismo acto por insuficiencia de bienes de la empresa.

En este caso, no se nombra a un Administrador Concursal, sino que la empresa se extingue de manera inmediata y tiene los mismos efectos que un concurso de acreedores ordinario, pero algunas con ventajas:

1º Evita incurrir en responsabilidad del Administrador por el estado de insolvencia.

2º Agilización del procedimiento de insolvencia. Se evita un procedimiento judicial largo y muchas veces casi interminable.

3º El empresario podrá iniciar una nueva actividad empresarial, al igual que ocurre cuando un concurso ordinario es calificado como fortuito.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.